2/9/16

HOMEOSTASIS SOCIAL





No hace mucho se produjo la muerte en Alemania de una treintena de personas por la bacteria E coli. Tal como dice el profesor de biología Máximo Sandín, la bacteria E. coli convive con nosotros en nuestro intestino ayudando a nuestra digestión. Pero las bacterias pueden volverse malas en base a desequilibrios del medio. En este caso, la conversión de E. coli en una bacteria mortal seguramente se ha debido a una agresión fuerte por parte del medio humano, quizá el abuso de antibióticos. Los líderes y responsables de nuestras instituciones sociales deberían sacar de aquí una doble lección: una, la de informarse bien antes de buscar culpables inmediatos que le alivien su propia responsabilidad; otra, en lo que tiene de alegoría ilustrativa la agresión artificial del ser humano en el medio natural buscando el efecto inmediato de su acción. Las sociedades tienen también su propia homeostasis y sus ritmos de cambio y no pueden ser tratadas como si fueran un mecanismo que aguanta toda clase de cambios de temperatura, de acidez, de tensión, o de azúcar, suministrados por gobernantes y líderes imprudentes que se creen omniscientes y omnipotentes.

No hay comentarios: